top of page

Latinas se benefician del alivio de la deuda estudiantil

Por Marlene Peralta

El endeudamiento por préstamos estudiantiles se ha convertido en otra epidemia que está afectando el progreso financiero de millones de graduados universitarios. El llamado a la cancelación de la deuda ha acaparado más atención en los últimos tres años debido al impacto financiero que ha tenido tanto la pandemia como la inflación en muchas familias estadounidenses. Esos factores han hecho que a muchos universitarios les resulte aún más difícil pagar su deuda estudiantil, incluidos los latinos quienes tienden a tener deudas altas, debido a los pocos recursos disponibles para continuar sus estudios universitarios.


La buena noticia es que muchos latinos que han solicitado asistencia financiera a través de los programas de alivio de deudas estudiantiles establecidos por el gobierno federal, han visto sus deudas reducidas y hasta completamente canceladas. Este último es el caso de Jillian Sesenton, una puertorriqueña de 50 años, quien sólo en préstamos federales acumuló una deuda de $150.000 al graduarse de Fordham University, una institución privada en El Bronx, con una licenciatura en periodismo y estudios urbanos en 2007. Después de 17 años de su graduación y de varios años más haciendo pagos para saldar su préstamo, que no bajaba debido a los altos intereses, su deuda fue cancelada casi en su totalidad por medio del programa PSFL (Condonación de Préstamos por Servicio Público). 

De izq. Sandra Roa e Ivanna Reyes


“Me sentí con una gran emoción cuando recibí la carta que decía que mis préstamos habían sido cancelados,” dijo Sesenton. Ella calificó para la cancelación de su deuda por medio del programa PSFL por ser empleada pública. Sesenton ha trabajado para la Ciudad de Nueva York en la Administración de Recursos Humanos, HRA por sus siglas en inglés, entre otras agencias gubernamentales.


“Esto te demuestra lo que pasa cuando pones a un latino al mando”, agregó, refiriéndose a Miguel Cardona, el Secretario de Educación de EE.UU., quien es de origen puertorriqueño. El Departamento de Educación es la agencia federal a cargo de promover los planes de alivio a la deuda estudiantil de la administración del Presidente Joe Biden.


Según la organización nacional UnidosUS, los latinos deben un promedio de $15.797 y una vez entran en plan de pago, se estima que el 36%  terminará debiendo más de la cantidad que debía originalmente, después de 12 años de haberse graduado de la universidad. 



Cuando comenzaron los pagos de su préstamo estudiantil, Sesento incluso optó por diferirlos para pagarlos más adelante, pero la deuda seguía creciendo porque los intereses seguían acumulándose. Quería ejercer mi carrera en la industria del periodismo, pero acepté el trabajo en el gobierno municipal para ayudar a pagar las cuentas. Fue difícil encontrar trabajo en el área de comunicación que pagara bien,” explicó.


El plan PSFL para empleados públicos


El programa PSFL (Condonación de Préstamos por Servicio Público) ya existía desde el 2007. Fue creado durante la administración del ex-Pdte. George W. Bush, y beneficia a maestros, enfermeras, entre otros trabajos de servicio público. Se supone que después de 10 años de trabajar en cargos públicos y de haber hecho por lo menos 120 pagos para liquidar su préstamo estudiantil, el resto de la deuda pendiente sería perdonada. Esto no estaba ocurriendo. Según datos de una investigación del Departamento de Educación, en 2018, el 99% de quienes solicitaron la cancelación de su deuda bajo el programa PSFL, habían sido negadas por compañías que el mismo Departamento de Educación había contratado para administrar los préstamos estudiantiles federales. Según este informe de NPR y de muchos otros medios, después de investigaciones de miles de quejas se encontró que se cometieron muchos errores que resultaron en miles de solicitudes negadas.


En 2022, el gobierno del Pdte. Biden anunció cambios a ese programa para hacer más fácil el proceso de solicitud y para que más personas pudieran calificar. Ahora ya no importa cuantos pagos haces, solo tienes como requisito ser empleado público por 10 años. Fue desde entonces que Sesento trató de solicitar la cancelación y lo logró. 


Perdonar la deuda estudiantil de millones de graduados es una promesa de campaña del Presidente Biden. Y como resultado su administración ha anunciado decenas de programas de alivio desde el 2022  como estrategia para eliminarla. Según el Departamento de Educación la deuda por préstamos universitarios asciende a $1.6 trillones. Hasta la fecha se ha aprobado $146 mil millones en alivio de deuda estudiantil a más de 4 millones de prestatarios según un comunicado de la Casa Blanca.  


Los planes del Presidente han tenido sus desafíos.  En junio de 2023,  la Corte Suprema falló en contra de su  plan original de anular entre $10.000 y $20.000 en deudas a estudiantes universitarios de bajos y medianos ingresos. La máxima corte dictaminó que el Departamento de Educación no tiene el poder legal de hacer esto. Varios estados, incluidos Kansas y Missouri, presentaron recientemente demandas federales cuestionando la legalidad de los planes de alivio anunciados. Con esos retos legales y en un año de elecciones presidenciales, la Administración de Biden ha buscado alternativas de una manera agresiva para cumplir con su promesa de campaña.


El plan SAVE reduce sus pagos mensuales

La colombiana Sandra Roa, de 38 años, y la dominicana Ivanna Reyes, de 30, quienes estudiaron en La Escuela de Posgrado de Periodismo Craig Newmark en CUNY y en Saint John 's University respectivamente, no han tenido la misma suerte que Sesenton pero si han visto cierto alivio en sus pagos mensuales. Ambas calificaron para el programa “Ahorrar en una Educación Valiosa”, SAVE por sus siglas en inglés, el más nuevo implementado por el gobierno de Biden.


“A mí me perdonaron un préstamo de $1.700, el que debía por más tiempo y con el interés más bajo”, señaló Roa, quien estudió bellas artes, teatro y periodismo en CUNY, de donde se graduó en 2008 . Ella calificó al estar ya inscrita en programas de pagos basados en sus ingresos. También, por medio del programa SAVE los pagos de su deuda restante se redujeron casi a la mitad, de $400.81 a $283 actualmente. Ella está esperando cumplir los 10 años como empleada pública en los próximos meses para calificar para el programa PSFL y ver su deuda totalmente cancelada.  Ella trabaja para la Universidad del Sur de la Florida y continúa estudiando para completar su doctorado en comunicaciones.


El programa SAVE es el más nuevo y más asequible, y reduce los pagos de préstamos universitarios. Además garantiza que los prestatarios no vean aumentar su saldo debido a intereses impagos. Casi 8 millones de prestatarios se han inscrito en el plan SAVE, y casi la mitad han visto sus pagos reducidos a $0, según un comunicado de prensa del gobierno federal.


Ivanna contó que gracias al programa SAVE, sus pagos bajaron de $500 a $209.90 cada mes. Su deuda estudiantil es de $103.000 actualmente, al obtener dos títulos de una universidad privada: una licenciatura y maestría en consejería de salud mental en 2018. “Por eso es tan alto”, acentuó Ivanna. 


La deuda estudiantil es, sin lugar a dudas, una barrera para los avances económicos entre estudiantes de minorías. Es la más alta después de las deudas hipotecarias. Es por eso que el plan de alivio fiscal se popularizó como una de las propuestas principales durante las pasadas elecciones presidenciales. Esta iniciativa fue presentada por el Senador Bernie Sanders, demócrata de Vermont, cuando se postuló a la Presidencia de los Estados Unidos.


“Da mucha pena que, en Estados Unidos, el sistema de educación cueste tanto para que uno pueda salir adelante", comentó Reyes.  “Uno va a la escuela con la expectativa de que cuando uno salga, pueda  ejercer su carrera y tener un sueldo bueno, pero uno lo que sale es con deuda.”


¿Quién califica?

*Aquellos con préstamos federales no privados (como el préstamo federal Perkins)

*Los prestatarios ya inscritos en planes de pago basados en sus ingresos

*Quienes se hayan declarado en quiebra

*Quienes sean padres prestatarios

*Y también podrían calificar aquellos que no pudieron completar sus estudios porque la universidad donde estudiaba, ha cerrado


Tipos de planes para reducir o eliminar los préstamos estudiantiles

  • PSFL (Condonación de Préstamos por Servicio Público) para los que trabajan en el gobierno y organizaciones sin fines de lucro y que hayan estado pagando por 10 años

  • El Plan de Pago para una Educación de Calidad (SAVE, por sus siglas en inglés), un plan de pago basado en sus ingresos

  • Según el plan SAVE, aquellos que pidieron prestado menos de $12.000 pueden obtener la condonación de su deuda en su totalidad después de 10 años de pagos.

  • También califican aquellos con préstamos de pregrado o posgrado que han estado pagando por 25 años o más 


Para más información, visite el sitio web del Departamento de Educación de Estados Unidos en Studentaid.gov 



Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page