¿Es correcto llamarle genocida a Cristóbal Colón?

En meses recientes con el asesinato de George Floyd se ha generado una serie de protestas y exigencias por parte de las comunidades en los Estados Unidos de diferentes trasfondos exigiendo justicia social e igualdad. Cabe señalar que [esta nueva ola] de protestas, que comenzó exigiendo que se termine la brutalidad policiaca y el racismo institucional, también ha generado otros tipos de discusiones sobre las narrativas raciales del país: el remover estatuas de individuos que simbolizan opresión, esclavitud y racismo.

Estatua de Colón en el Parque Central de Manhattan, vigilada por una patrulla de policias

A través de la ciudad líderes comunitarios, educadores y académicos están exigiendo que se quiten de los espacios públicos las estatuas de Cristóbal Colón. Según el Departamento de Parques y Recreación de la ciudad, hay cinco estatuas ubicadas en diferentes parques de la ciudad. Las estatuas fueron comisionadas a diferentes artistas y las mismas hacen homenaje al navegante genovés quien cruzó el Océano Atlántico y el Mar Caribe en busca de la Indias Orientales. La audacia de Colón adelantó la expansión del Imperio Español y paradójicamente propulsó el infortunio para los habitantes nativos de las tierras del Caribe y del continente americano.

Los Reyes Católicos (Fernando e Isabel) financiaron los viajes de Colón. Bajo el documento titulados las Capitulaciones de Santa Fe, los monarcas españoles a cambio de sus servicios le otorgaron a Colón los títulos de Almirante de lo Mares y los Océanos, Virrey y gobernador de cualquiera de las islas que reclamara para la corona. Todos estos privilegios lo heredarían sus descendientes.

El navegante subió de clase social y aseguró financieramente a su descendencia. Esa pleitesía significó que a Cristóbal Colón se le dio carta blanca para tomar decisiones que lo favorecieran y asegurara su estatus con los monarcas españoles.

El sistema minero y de agricultura que él y sus acompañantes impusieron impactó negativamente a los indígenas de la región. Cabe aclarar que Colón se movió por los que hoy se le considera el área del Caribe, pero los exploradores subsiguientes se desplazaron por lo que es hoy el continente americano. Las sociedades indígenas del Caribe, específicamente indios Taínos de habla Arauca, estaban acostumbradas a cultivar, cazar y pescar estrictamente para su manutención. Cuando los españoles llegaron cambiaron el sistema a uno de surplus, cosa que requería mas horas de trabajo forzoso, especialmente de las indias pues ellas labraban la tierra. El tan llamado “encuentro”, se convirtió en un “encontronazo.” Con la colonización española, se dio por terminado el sistema matrilineal y el cacicazgo que era característicos de los indios taínos. Las indias taínas fueron violadas y a los hombres se les deshonró y se les privó de la autoridad y de su rol de protector.

Maestro puertorriqueño da charlas sobre la historia oscura de Cristobal Colón en sitios públicos de NYC.

Comenzando con Cristóbal Colón y continuando con otros colonizadores españoles se estableció el sistema de encomiendas y de división de tierras conocido como repartimiento. Bajo el sistema de encomiendas, indios fueron sometidos a un régimen de trabajo forzoso muy parecido al de la esclavitud. Aunque hubo unos clérigos, como Bartolomé de las Casas y Antonio de Montesinos que denunciaron los abusos de los españoles.

Cabe mencionar que como resultado de las denuncias en contra de los abusos perpetrados por los colonizadores la corona española modificó el sistema de repartimiento de tierras y designó a los clérigos a administrar los terrenos que originalmente pertenecía a los indios. Todo este arreglo se hizo sin consultar con ningún miembro de la comunidad indígena. Se les impuso. Además, a partir de ellos la Iglesia Católica jugará un papel decisivo en el adoctrinamiento de los indios, decidió separar a los indios de los españoles. Uno podría hacer el argumento que tal vez este un antecedente al sistema de reservas que se le ha impuesto a los americanos nativos, algo que están característico en los EEUU. Los hechos mencionados son consecuencia directa de la audacia de Cristóbal Colón y del apoyo de la monarquía española. Todo contribuyeron en el genocidio de los indios. De hecho, en el estado de California sacaron del capitolio las estatuas de Colón y de la reina Isabel.

En mi opinión la gestión de remover las estatuas de Cristóbal Colón de los parques públicos de la ciudad no debe argumentarse desde una retórica anti-étnica ni impulsivamente. Las exigencias son justificadas y se pueden ver como un intento genuino de derribar los mitos y hacer justicia histórica con miras de establecer una sociedad mas equitativa. Finalmente, las estatuas de Cristóbal Colón, al igual que muchas otras, están perpetuando la injusticia y la opresión. Estas no aportan al proceso de sanación que muchos habitantes de esta ciudad están propiciando.

Este comentario de la Dra. Milagros Denis-Rosario, profesora de historia de Hunter College ofrece un poco mas de contexto sobre el por qué continuamos viene protestas contra estatuas de colonizadores como parte del movimiento anti-racismo que se ha expandido por todo Estados Unidos) La doctora se especializa en historia del Caribe y Latinoamérica.

Fuentes:Bartolomé de las Casas. A Short Account of the Destruction of the Indies. Translated by Anthony Padgen. 1st Ed. New York: Penguin Random House, 1992.

Samuel M. Wilson, Ed. The Indigenous People of the Caribbean. Gainesville, Florida: University Press of Florida, 1997.

Entradas destacadas